Buscar
  • Francis Pardo

Algunas reflexiones sobre el deporte y la cuarentena

Actualizado: abr 26

Seguramente este no es el primer blog que leerás con comentarios sobre el deporte en medio de una pandemia mundial y no será el último. Los próximos meses nos llevarán a todos a reflexionar sobre lo que sucede y sacar nuestras propias conclusiones del tiempo en que estuvimos confinados a nuestro hogar. Seguramente todos tendremos alguna lección que nos haya dejado este tiempo en el que únicamente salimos a comprar comida, medicinas o a sacar a caminar nuestra mascota.


Sin duda, el deporte es la primera "vía de escape" que muchos tenemos cuando queremos alejar nuestra mente de los problemas del día a día. Para muchos de nosotros, entrenar todos los días, estar listos para la próxima competencia, sumar unos kilómetros el fin de semana solos o con los amigos, nos llena de emoción y es lo que nos mueve diariamente y nos pone una sonrisa solo con pensarlo.


Lo primero fue la cancelación de carreras y eventos tanto a nivel nacional como internacional. Para nosotros los corredores, enterarnos que se cancelaba la Maratón de Tokio, una de las seis grandes, nos hizo darnos cuenta que esto no era cualquier cosa. Poco a poco vimos como se cancelaron o se aplazaron eventos y las expectativas de competir en el primer semestre poco a poco fueron pasando a otro plano. Algunos afortunados alcanzamos a correr alguna carrera en enero o febrero antes de que estallara la crisis sanitaria.


Ahora que estamos en cuarentena en Colombia quienes estamos acostumbrados a salir a correr, a montar bicicleta o a ir al gimnasio, hemos tenido que cambiar totalmente nuestra rutina y acostumbrarnos a entrenar en casa con lo que tengamos a mano: un botellón lleno de agua o detergente, bolsas de arroz, esa bicicleta estática que estaba en una esquina y donde se colgaba la ropa húmeda o el lazo guardado en un cajón desde el colegio. La creatividad ha estado a la orden del día para crear rutinas y para hacer de elementos que encontramos en casa, parte de nuestro nuevo gimnasio. Los mas afortunados son los que tienen en su casa simulador para su bicicleta, rodillos o hasta una trotadora. En las redes sociales he visto personas que buscan desesperadas simuladores para bicicleta para alquilar o comprar.


Aunque este panorama parezca sombrío en lo que respecta al deporte (eso sin entrar a hablar de la salud pública o de la economía) creo que debemos mantener la perspectiva de lo realmente importante. Lo primero es que sin salud, no hay vida y las posibilidades de hacer cualquier deporte desaparecen por completo. Por eso el cuidado de la salud siempre debe estar primero y anteponerse a cualquier competencia o evento, por muy apetecido o tradicional que sea o por muy importante que sea esa meta para nosotros.


Lo realmente importante es que el deporte siempre ha estado ahí para nosotros y siempre estará. Todo el entrenamiento y todo el trabajo hasta que inició la cuarentena no será en vano, así no tengamos ninguna competencia en el futuro cercano. El estado físico tan anhelado que logramos no se pierde si nos mantenemos activos durante la cuarentena. La constancia premia a los deportistas mas que un solo día de entrenamiento con números fuera de serie (watts, min/km, calorías, etc).


Las condiciones no son ideales, claro, pero al pensarlo bien, nunca lo han sido y nunca lo serán. Como deportistas aficionados nos vemos obligados a equilibrar el deporte con la vida laboral y familiar y muchas veces no podemos entrenar tanto como nos gustaría. Ahora el reto que tenemos en frente es que tenemos que hacer lo que podamos con lo que tenemos. Pero así es la vida y así son las carreras. Si algo me han enseñado las ultramaratones, es que el que gana es el que no se rinde y el que no se rinde no siempre es el mas rápido.


Por eso, creo que desde el punto de vista deportivo este momento lo podemos aprovechar para fortalecernos mental y físicamente. Cuando la cuarentena termine y la ciencia tenga una vacuna y se pueda salir de nuevo con total tranquilidad, lo más probable es que muchos saldremos a correr o a montar bicicleta hasta quemar la última caloría. Esa es la ilusión que nos mantiene. Y para ello podemos hacer las miles de rutinas de ejercicio que se encuentran en línea y que muchos entrenadores hemos publicado en nuestras redes sociales. Es hora de hacer esos ejercicios de fortalecimiento que siempre posponemos "por si tenemos tiempo". Es hora de hacer esas sesiones de estiramiento que tanta pereza nos da al terminar de entrenar. Es hora de aprender una nueva disciplina como yoga. Mañana las carreteras y las montañas estarán allá, esperando a ser conquistadas de nuevo y a ver nuevos records. Las carreras aplazadas o canceladas estarán de nuevo en el 2021 y podremos llegar aún mas fuertes a competirlas. Llegaremos a compartir con los otros deportistas y preguntarles "¿usted qué hizo en cuarentena?". Ese primer entrenamiento o esa primera carrera, seguramente la vamos a recordar durante muchos años, así no se romper ningún record o así no estemos en los primeros lugares.


Por mi parte, he dedicado estos días a crear rutinas de entrenamiento que he publicado en mis redes sociales para que todos las puedan hacer en casa, con la menor cantidad de equipo. He usado mi bicicleta estática casi todos los días y he empezado a saltar lazo, cosa que creo no hacía en varios años. He hecho varias rutinas de fortalecimiento que me han ayudado a mantener la cordura y a entrenar de una manera muy diferente a lo habitual. Obviamente preferiría estar en la montaña o en la calle. Pero voy a tomar este tiempo y esta situación como un reto como deportista y verlo como uno de esos momentos difíciles de carrera en los cuales la única manera de salir de ellos, es atravesarlos.



32 vistas

©2019 por Francis Pardo. Creada con Wix.com