Buscar
  • Francis Pardo

El secreto para ser un corredor exitoso

Todos los corredores y en general todos los deportistas exitosos tienen una práctica que poco se ve en las publicaciones llamativas de Strava o de otras plataformas que existen ahora para compartir datos y estadísticas de los entrenamientos en redes sociales, salvo que alguien la siga religiosamente. Es una práctica que no otorga coronas, puntos, "me gusta" u otra forma de expresar felicitaciones por un buen entrenamiento. Se llama constancia y cuando la aplicas a tu entrenamiento, te dará mejores resultados que cualquier sesión de intervalos, salida larga o súper alimento de los que se ven en redes sociales.


Aunque este consejo suene un poco aburrido, ser constante es lo que construye una base aeróbica sólida y genera la resistencia física y mental para terminar cualquier distancia. Quienes ya tienen algo de experiencia como corredores, sabrán que 30 minutos diarios de entrenamiento hacen mucho más que una corrida única de 3 horas el domingo. Ahora, si suponemos que entrenamos 6 días a la semana, 30 minutos diarios equivalen a 3 horas semanales. La cuestión está en cómo distribuir ese tiempo de manera que se pueda trabajar la base aeróbica y promover la creación de mitocondrias, estimular las fibras musculares tipo II-A para resistir sesiones cada vez mas largas y entrenar las fibras tipo II-B, que son las fibras rápidas que funcionan de manera explosiva para correr a máximo esfuerzo.


Para quienes ahora empiezan a correr, su constancia debe estar concentrada principalmente en construir una base aeróbica sólida. En la práctica, esto equivale a correr en una zona de bajo esfuerzo para que a nivel celular crezca el número de mitocondrias y el cuerpo pueda transformar de una manera mas eficiente el ATP en energía en las células musculares. Es cierto que al principio esto puede parecer un poco tedioso, e incluso puedes sentir que no estás entrenando mucho ya que el esfuerzo es bajo. Pero recuerda que el beneficio no se verá al cabo de uno o dos entrenamientos, sino de varias semanas de ser constante en esta rutina.


Para corredores con más experiencia la constancia también tiene sus beneficios. Quienes ya tienen una buena base aeróbica, pueden enfocarse mas en trabajar la resistencia con esfuerzos un poco mayores y algunas sesiones de velocidad que poco a poco empiezan a estimular las fibras musculares rápidas. La constancia es lo que le permitirá al corredor construir sobre lo ganado y ver que la curva de desempeño es ascendente y no una línea plana.


Si volvemos al ejemplo de los 30 minutos diarios, veremos que el régimen de entrenamiento es diferente para un corredor que inicia, comparado con un corredor con mas experiencia. Pero ambos van a ver progreso en su entrenamiento y su desempeño si con disciplina pueden entrenar esos 30 minutos, 6 días a la semana. Para los corredores con mas experiencia, este ejemplo puede ser de 1 hora diaria y sesiones de 2-3 horas los fines de semana, pero para llegar a esto es necesario "hacer el curso" y subir escalón a escalón.


Cualquier corredor con mucha experiencia te dirá que incluso en las carreras mas difíciles han tenido que recurrir a su bagaje para salvar una mala carrera o incluso para rematar los últimos kilómetros y alcanzar una mejor posición o un podio. Esos "kilómetros de experiencia" no son otra cosa que la constancia que sale a relucir y a salvar el día.


Seré el primero en admitir que ser constante durante la pandemia no ha sido fácil. Muchas veces la motivación viene de un objetivo como una carrera y sin ese objetivo en el horizonte, a veces es difícil ponerse los tenis y salir a correr. Pero nuevamente, la constancia del movimiento ha sido la fuente de motivación necesaria para mejorar diariamente y seguir entrenando. El objetivo ahora es mejorar esos aspectos que se pueden mejorar y disfrutar cada kilómetro, una oportunidad para despejar la mente ante las dificultades del aislamiento.


 Foto de: @jeremy_justin (IG)



38 vistas

©2019 por Francis Pardo. Creada con Wix.com